La Historia de Tito

Tito nació en Santiago del Estero.
Lo “descartaron” por defectuoso…
“Llevátelo. No lo voy a poder vender así”…
Tito ya está a seguro y lo voy a buscar.
Me subo a la Milagrosa y voy.
Es un viaje largo, pero acá a Tito
lo esperan los médicos, análisis, alguna prótesis adecuada.
Me voy a ocupar de Tito a full.
Chucho prometió ayudar… Yo salgo para allá.
…Mientras tanto…
Me puse a escuchar Hozier y me puse a contemplar tu mirada.
Pienso si seré yo capaz de que tus ojos se calmen.
Pienso si podré hacer que brillen.
Pienso si seré capaz de que se salten de sus órbitas
cuando juegues…
Pienso si querrás jugar con Chucho.
Él es un tullido aún, y es grandote, torpe y cariñoso…
Pienso si Dimas entenderá por qué estás en casa…
Pienso, que debería pensar, antes de ponerme a pensar
en hacer estas cosas, este tipo de cosas…
A veces pienso de que no me doy cuenta de los riesgos,
que no miro a los costados.
Que sólo voy hacia adelante como un tren loco…
¿Sabes? Todo el mundo pregunta por vos…
Yo no pienso en otra cosa…Tampoco…
Dios me guíe, Dios ilumine tus médicos,
¡Dios me ayude a entender qué preferís!
O qué te queda más cómodo…
Dios me ayude a entenderte, pues mi corazón ya lo hace.
Ya te ha hecho un lugar entre tanto descastado,
entre tanto olor a perro.
Mi corazón un lugar te ha asegurado…
Nos vemos Rey, Rey Tito…
Tito me esperaba en Santiago del Estero…
ESTA HISTORIA CONTINUARÁ…
(¡Seguro!)

Gus De Rosa